El agua supone una composición del 70% de nuestro cuerpo, es decir, somos más agua que humanos que andamos.
Este líquido tan simple, interviene en la mayor parte de procesos fisiológicos de nuestro organismo, como por ejemplo, ayudarnos a regular la temperatura corporal mediante la sudoración.

¿Por qué beberla en ayunas?
Durante la noche, nuestro cuerpo ha realizado procesos fisiológicos, generando deshechos que eliminaremos con la orina. Además, beber agua ayuda a reactivar el sistema gástrico, por lo que tendremos un mejor reflejo durante el día a la hora de comer y evitaremos situaciones de hinchazón o vacío.

Principal porque:
Constituye el liquido sinovial, fundamental para mantener las articulaciones sanas, formar saliva, lágrimas y secreciones mucosas.

Disminuye:
Sustancias de desecho que pueden encontrarse en los riñones como cálculos, ya que gracias al agua, estos se solubilizan más para ser filtrados.
Así que, si quieres hacer una dieta Detox ¡¡Bebe mucha agua!!

Controla:
Beber agua ayuda a controlar el estreñimiento, ya que estimula la peristalsis intestinal, lo que implica que el bolo fecal es mayor y mas fácil de defecar.
La mejor forma de seguir esta pauta es beber agua tibia y realizar un desayuno rico en fibra.
También es buena para controlar el sobrepeso si se bebe antes de comer, ya que aumenta la saciedad y disminuye el apetito, aunque hay estudios que corroboran que aumenta la rapidez del metabolismo de forma leve.

Proporciona:
Luminosidad a la cara y textura de la piel gracias a que mantiene el cuerpo hidratado por dentro y por fuera.

Está en todas partes.
No solo beber agua es importante. Los tés, zumos naturales, caldos y cremas contienen grandes cantidades de agua. También las frutas y las verduras.
Lo que tenemos que evitar son las bebidas con alto contenido en azucares como los batidos envasados o el alcohol ya que aportan una gran cantidad de calorías vacías al cuerpo, que se transforman en grasas, picos de hipoglucemia o resistencia a la insulina.
En cuanto a lo que nos interesa, el vino y la cerveza, se pueden tomar con moderaciónn ya que tienen efecto cardioprotector.

¿Qué beber durante las comidas?
Es bueno beber agua durante las comidas ya que ayuda al proceso de masticación y deglución.
Lo que no es recomendable es excederse en su consumo ya que aumenta el contenido gástrico y los niveles de pH, dificultando el proceso de deglución de los macronutrientes.

Cómo beber el agua correcta.
¿Sabías que hay un componente en los plásticos con efectos perjudiciales para tu salud?
La Unión Europe prohibió su uso en biberones dada la peligrosidad para los neonatos pero los expertos apuntan que la mejor opción es elegir otros envases para las bebidas y las comidas.
El bisfenol provoca una disrupción endocrina, dificultando varios procesos del organismo.
También aconsejan que se filtre el agua, aunque ya se empleen productos quimicos para ello en las explotaciones, puede causar toxicidad a bajo nivel sobretodo para las personas que padecen deficiencia renal.

Sin título