¿Buscas realizar un ejercicio con en el que quemar grasa? Aparte de no olvidar una dieta adecuada, en este post os vamos a mostrar las mejores máquinas del gimnasio para realizar una buena sesión de cardio que nos haga quemar calorías.

En primer lugar, una máquina perfecta para eliminar esa grasa tan indeseada es la bicicleta elíptica. Tiene como beneficio el entrenar el cuerpo entero y es muy adecuada para quienes han empezado recientemente en el gimnasio. Un buen consejo a la hora de utilizar esta máquina es apoyar siempre toda la planta del pie en el espacio habilitado para ello. Para que su uso sea efectivo es conveniente realizar una sesión de 40 minutos, y si puede ser con una intensidad más alta al comienzo del ejercicio. ¿Por qué? Porque se quema un 23% más de grasa cuando el trabajo de alta intensidad se hace al principio del entrenamiento que cuando se deja para el final.

La siguiente máquina que nos ayudará a perder grasa es una que podemos encontrar en cualquier gimnasio. Se trata de la bicicleta estática. Con su movimiento circular suele provocar muy pocas lesiones en las articulaciones. Si quieres un consejo para su utilización, intenta no extender las piernas del todo, poner la espalda recta y apoyarte lo menos posible en el manillar. Ajusta la resistencia de la bicicleta estática de forma que hagas entre 80 y 100 pedaladas sin que te falte el aire. La mejor manera de utilizar esta máquina consiste en realizar sesiones de 10 minutos, en las que los primeros 6 minutos sean de entrenamiento con resistencia baja. En los siguientes 4 minutos debes ir alternando 20 segundos con la máxima resistencia y 10 segundos a un ritmo más suave para recuperar. Si repites este proceso 8 veces, pronto verás los resultados.

Otra máquina muy beneficiosa para quemar grasa y que también encontrarás en cualquier gimnasio es la cinta de correr. Esta máquina permite combinar intervalos de distinta intensidad. Es aconsejable entrenar en ella con zapatillas para correr, ya que conseguirás estabilidad y proteger las articulaciones. Otro consejo muy útil es pisar en el centro de la cinta y no separar los brazos al correr. La forma de utilizar esta máquina para conseguir en poco tiempo los resultados deseados es mediante sesiones de 30 minutos en las que se alternen 2 minutos de carrera con alta intensidad y 2 minutos bajando la intensidad para recuperarse. Como las cintas de correr tardan mucho en acelerar y frenar, los periodos de alta y baja intensidad deben ser más largos que en otras máquinas.

Por último, podemos utilizar la máquina de remo. Tiene múltiples beneficios, como activar el sistema circulatorio, fortalecer los brazos y mejorar la coordinación. Aunque es aconsejable que la primera vez que la uses sea con la ayuda de un monitor o entrenador personal, que te evitará posibles lesiones por desconocer la manera de utilizarla. La mejor manera de quemar grasa con esta máquina es con sesiones de 20 minutos, ajustando una resistencia media y remando a tope durante 15 segundos. A esto le debe seguir 45 segundos de remo con una intensidad media que dé tiempo a recuperarse, repitiendo 10 veces este proceso.

Como vemos, si lo que pretendemos es quemar grasa, sólo tenemos que apuntarnos a un gimnasio y utilizar máquinas que suelen ser muy comunes en cualquier gimnasio al que acudas. Si sigues estos consejos, verás cómo pronto empiezas a notar los resultados.